MI DESTETE RESPETUOSO (Parte 2)

0 Flares 0 Flares ×

No nos dimos ni cuenta y esa toma ya no existía.

Ahora solo nos quedaba la de la noche, y fue aquí donde tuve que ser radical con mi decisión, así que comencé una tarea en el día para que el entendiera lo que iba a pasar.

SE ACABÓ

Se acabó fue la frase que en dos semanas reforcé día tras día con Facu, si se terminaba su jugo, le decía “oh se acabó”, si se terminaba su leche decía se acabó, si se terminaba su fruta le decía se acabó, una otra y otra vez.

Hasta que él comenzó a decirme en modo chiste se acabó, ahí pensé esto ya es positivo.

Ahora vendría la parte difícil, que era decirle que se acabó la pechuga.

Primera noche cuando quiso pechuga… le dije se acabó, y pese a que insistió un rato, luego de eso tomo una mamadera con leche y se la tomó. A media noche lloró buscando pechuga pero lo tomé en upa, lo abracé y se durmió de nuevo.

Segunda noche pidió pechuga no se la dí, con la excusa de se acabó, y le ofrecí la leche, pero, no la quiso y se durmió abrazado a mí; media noche y Facu llorando pidiendo pechuga…apliqué misma rutina del día anterior.

Tercera noche: Se tomó su leche abrazado al papá y se durmió. Hasta el otro día.

Cuarta noche pidió pechuga y jugando le dije que no, y el me repitió se acabó y jugamos un rato con eso, finalmente se tomó la leche abrazó al papá y se durmió.

Y así llevamos 2 semanas sin pechuga, siendo felices.

A ratos si me pilla saliendo de la ducha se quiere hacer el vivo, pero terminamos jugando abrazados y diciendo se acabó.

Debo reconocer que las primeras dos noches fueron del terror, pero el resto de las noches mi marido ha sido fundamental, porque Facundo ha encontrado en su papá un refugio, para dormirse seguro.

Y lo otro luego del destete estuvo pesado conmigo, pero dándole espacio y cambiando un poco nuestra rutina le mostré que la mamá tenía mucho amor para él.

La norma del destete es que no hay norma

Yo creo que en el destete como en la vida misma, no hay regla ni norma segura, debemos descubrirla y eso lo haremos conociendo y conectadas con nuestros hijos.

  • Los primeros signos que vi yo fueron:
  • En el día no tomaba pechuga
  • Tenía dos tomas pero solo una era a consciencia.
  • Una vez eliminada la  toma inconsciente pensé queda una y Una es ninguna.
  • Es importante asegurarnos que ellos entienden claro el mensaje por eso pensé en él Se acabó.
  • Hay que buscar la forma de entregar amor de forma clara y acentuada pero de otra forma que no involucre pechuga.
  • Punto importante es ser constante.

Espero les sirva mi experiencia y que se animen también a contarme sus experiencias.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios