MI DESTETE RESPETUOSO (Parte 1)

0 Flares 0 Flares ×

La lactancia es algo que como mujer me propuse vivirla y extenderla el mayor tiempo posible.

Desde el día 1 que confié en que si había podido formar una guagua dentro de mí, tendría la capacidad para fabricar su alimento, mal que mal hacer leche es como el 10% de la tarea de hacer una guagua, no?

Bueno llegado a los 2 años 6 meses sentí la necesidad de que este tiempo llegara a su fin, estaba cansada necesitaba recuperar mi espacio en la cama y en eso harto tenían que ver mis pechugas, porque claro, Facu mamaba de noche.

El camino del destete.

Siempre escuche eso de no ofrecer y no negar, pero la verdad yo no podía no poner la pechuga para consolarlo en las noches, o para hacerlo dormir.

Pero de pronto me di cuenta que facundo en el día ya no tomaba leche materna, tomaba jugo, agüite (es como le dice al agua) y tomaba leche colun.

Y tan solo tenía una toma “consciente” que era para irse a dormir cuando pedía su pechuga, y otra  tipo 8 de la mañana buscaba la pechuga de nuevo, pero esta vez casi por acto reflejo.

Así que dije este es el momento…

La toma de la mañana me esforcé para que  él no me pillara acostada junto a él, así que comencé a levantarme más temprano, y ya cuando el despertaba que era a eso de las 9-10 yo ya le tenía su desayuno listo, leche colun o alguna leche vegetal y huevitos revueltos, un par de días así, y luego él ya llegaba a la cocina en la mañana apenas despertaba, así que lo invitaba a preparar su desayuno y luego me sentaba con él.

No nos dimos ni cuenta y esa toma ya no existía.

Ahora solo nos quedaba la de la noche, y fue aquí donde tuve que ser radical con mi decisión, así que comencé una tarea en el día para que el entendiera lo que iba a pasar.

 

Seguir leyendo MI DESTETE RESPETUOSO (Parte 2)

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios