LACTANCIA MATERNA: ¡QUE NO SEA UN MARTIRIO!

0 Flares 0 Flares ×

Podría enumerar una larga lista de los beneficios de amamantar, pero el tema que más me preocupaba era el por qué las mujeres desertaban a la hora de hacerlo. Y es que cuando una está embarazada todas te hablan de la parte mala, lo que hizo cuestionarme: ¿es un martirio realmente amamantar?

“Somos mamíferos que traemos cachorros a este mundo y depende de nosotras su sobrevivencia”, esto es lo más primitivo y a la vez real que he escuchado respecto a la lactancia. Dios a través de la maternidad, nos muestra su sabiduría. Es increíble la capacidad del cuerpo humano para crear y preservar la vida, desde que concebimos un hijo hasta que llega a este mundo. Y es que de una u otra forma todo nuestro cuerpo trabaja en función de esa nueva vida, lo que es sin duda un milagro. Y un ejemplo de esto es la lactancia materna.

Amamantar trae consigo muchos beneficios:

  • Es de fácil disponibilidad (es gratis) y comodidad.
  • Tiene la temperatura adecuada.
  • La composición y cantidad varía de acuerdo a las necesidades de cada bebé.
  • Se evitan las infecciones por uso de mamaderas.
  • No hay riesgo de alergias alimentarias.
  • Es la nutrición óptima y adecuada para prematuros (es de fácil digestibilidad).
  • Evita la hiperbilirrubinemia neonatal o ictericia.
  • Tiene protección inmunológica, especialmente para la disminución de infecciones agudas como otitis, bronquitis, diarrea.
  • Refuerza el vínculo afectivo madre-hijo.
  • Logran en la madre un menor riesgo de anemia, de depresión post parto, de cáncer de útero y de ovarios.
  • También le permite a ella eliminar la grasa ganada durante el embarazo, entre otros.
  • Y garantiza un crecimiento y desarrollo óptimo al bebé.

Entonces, con tantos beneficios, ¿por qué algunas mujeres desisten de amamantar? Para salir de la duda decidí asesorarme, y fue así como conocí Blanca Ossa, enfermera matrona y Consultora Internacional de Lactancia IBCLC.

¿Cuales son los temores más comunes?

“Las grietas y el dolor en los pezones, la congestión mamaria y el bajo incremento de peso del bebé”.

¿Por qué se producen estos problemas?

“Usualmente se deben a errores o dificultades en la técnica de lactancia, que es la manera en que la madre ofrece el pecho al recién nacido. Es fundamental aprender la técnica adecuada a través de una educación prenatal y una buena guía post natal desde el primer día, de tal manera que la madre no sienta molestias y el bebé logre extraer la leche del pecho sin dolor”.

Si sufro amamantando, ¿qué debo hacer?

“Lo principal cuando hay dolor es consultar inmediatamente a una asesora de lactancia, ya que hay que evaluar directamente para determinar la causa del dolor. Una vez identificado el problema se puede elaborar un plan para solucionarlo”.

¿Cuál es el correcto acople de un bebe?

“Para extraer bien la leche las guaguas deben tomar bastante tejido mamario en sus bocas, no solo el pezón -el labio inferior debe tomar más tejido que el superior-. Eso se conoce como ‘acople asimétrico’, lo que permite que la lactancia sea efectiva y placentera. Las señales de buen acople son que el bebé tiene la boca abierta como mordiendo una manzana, los labios como pescado, el mentón pegado al pecho, la cabeza ligeramente extendida hacia atrás, la nariz despejada y se ve areola sobre su labio superior (no así bajo el inferior)”.

¿Cómo debemos preparar los pechos para amamantar?

“No existe evidencia científica de que la ‘preparación de los pezones’ sea útil para la lactancia. Lo que sí, durante el embarazo se liberan hormonas que provocan cambios en el pezón y areola, lo que es suficiente. Por supuesto que las primeras veces sentirán la succión como una experiencia extraña, pero nunca debe doler. Una buena idea es pedirle a la pareja que succione el pecho al final del embarazo, para que la madre vaya asimilando esa sensación”.

Datos útiles: facilitando la lactancia

Si igual tienes algunos inconvenientes en el proceso, puedes ayudarte con productos que existen en el mercado. Por ejemplo Medela, que cuenta con una “cremita mágica” llamada Purelan 100, que protege los pezones de la sequedad durante la lactancia. Contiene lanolina pura al 100%, sin aditivos ni conservantes artificiales. Esto significa que no es necesario retirarla antes de dar pecho.

También cuentan con Parches Hidrogel, que ofrecen alivio a los pezones doloridos y agrietados, proporcionando humedad y manteniendo la piel tersa (lo que facilita el proceso de cicatrización) y aliviando así el dolor de los pezones entre las tomas.

Yo conocí a Manuela Hewstone y su hermana, quienes tienen un emprendimiento para apoyar a las mamitas en este proceso y facilitar la lactancia con productos amigables, a través de vestuario con diseños top tanto para el día a día como para una ocasión especial, que permitan que las mamás se sientan lindas y cómodas, compatibilizando el proceso de lactancia y sus actividades cotidianas. A ellas pueden ubicarlas en www.dulceleche.cl .

Chicas, las insto a buscar ayuda a tiempo, a no desistir de la lactancia, a asesorarse con alguien que sepa. Pueden ingresar a aPechuga y empaparse del tema de la maternidad y paternidad.

¡Ojalá les sirvan estos datos! Yo decidí aPechugar, porque mi cachorro me necesita para sobrevivir.

¡Cariños!

 

Escrito originalmente para MUJERGLAM.CL por @helgalisb

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios