¿CUANDO DEBO LLEVAR A MI HIJO AL DENTISTA POR PRIMERA VEZ?

0 Flares 0 Flares ×

Esta es una pregunta que de seguro muchas mamás se habrán hecho en algún momento, y la respuesta es LO ANTES POSIBLE. No hay una edad determinada, pero si existen sucesos “dentales” que hacen que a ciertas edades sea indispensable el chequeo dental.

LO ANTES POSIBLE

Muchas veces creemos que los odontólogos solo ven los dientes, sin embargo ellos están capacitados  para evaluar el crecimiento y desarrollo de los huesos de la cara; en especial de los huesos que conforman la mordida, osea maxilar superior e inferior.

Además pueden revisar el funcionamiento de los músculos faciales, y las articulaciones como la temporo mandibular, entre otras cosas.

Entonces un odontólogo es quien puede prever y corregir problemas de “mordida” que con el paso del tiempo se transforman en difíciles o imposibles de tratar.

POR EDADES

  • Al año de vida, los niños ya tienen (en muchos casos)  todos los dientes en boca, es ideal una consulta para que los padres aprendan a lavarle los dientes a sus hijos. A los 4 años los niños ya deben realizarse ellos su lavado con asesoría de los padres. A esta corta edad ya muchos niños tienen caries.

Y es indispensable que la primera consulta sea amigable, y que el niño a esta corta edad rompa el miedo al dentista, y muy por el contrario, sea una cita agradable. Ahí está la magia de ser dentista, y de hacer que la primera consulta sea un aventura en vez de una tortura.

  • A los 4 años pueden ver si un niño tiene el crecimiento alterado y que de grande va a ser “papiche”, por ende a esa edad se puede guiar el crecimiento mediante aparatos especiales y evitar esta mala mordida que no solo tiene problemas funcionales y estéticos, si no psicológicos para un adolescente.
  • A los 6 años DEBEMOS LLEVARLO AL DENTISTA SIN FALTA. A esta edad empieza el cambio de dientes, y junto con sus nuevas paletas de conejo, aparece el primer molar definitivo que se ubica por detrás de los molares de leche. Este molar suele terminar con tapadura, corona, o incluso perderse ya que a esta corta edad los niños no llegan con el cepillo tan atrás, se lavan mal, las mamás no se dan cuenta que les salió un diente definitivo por lo que a los pocos meses de su erupción termina con caries. Por eso, estos molares hay que sellarlos si o si.

Asi que en definitiva el ítem dentista es algo que no es transable debemos abordarlo cuanto antes con nuestros hijos, y por supuesto saber escoger la clínica odontológica donde puedan tratar a nuestros hijos con la tranquilidad que ellos merecen, evitando así desde pequeños que esta visita parezca una tortura.

Les comparto el dato de una clínica que cumple con todos los parámetros para ser una clínica familiar y donde todos son tratatos con el mismo respeto.

Para mayor información ingresa a www.cosca.cl y comprueba la excelencia en servicio.

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios