CRIANZA CON LOS ANIMALES

0 Flares 0 Flares ×

 

IMG_4378Hace un mes llego a nuestra familia, una hermosa bulldog francés y la verdad varías amigas me dijeron aaah no, un perro y un bebé mala combinación.

Primero voy a contarles que en mi infancia pasaron varios perritos, jamás olvidaré a Max, Kissy, Betto y pulgoso.

La Kissy fue mi compañera de infancia era una hermosa perrita collie, que compartía cama conmigo fue protectora amiga y un gran consuelo cuando por A B o C tenía pena.

Con mi esposo hay algo que no concebimos y es que los niños no crezcan con una mascota.

Y es que los beneficios de tener un perrito en casa son muchos y en lo personal también ha venido a recordar mi tiempo de infancia o juventud donde con mi perrita jugábamos u rato.

Beneficios de tener bebés con perritos.

  1. Disminuye el stress, lo que ayuda a que sean niños menos agresivos.
  2. Mejora la autoestima y el bienestar psicológico, pues se sienten muy queridos por su mascota y,
  3. reforzamos el sentido de la responsabilidad al cumplir con la obligación de alimentarlos, limpiarlos y cuidar de ellos, y junto con ello estamos creando en su interior una sensación de utilidad y motivación muy positivas.
  4. Disminuye el número de afecciones psicosomáticas: ansiedad, dolor de cabeza o abdominal, alteraciones del apetito, o problemas cutáneos.
  5. Disminuye el sedentarismo ya que exige un incremento en la actividad física.
  6. El Niño que pasea un perro se beneficia de las relaciones sociales en la calle al atraer la atención de otras personas e iniciar conversaciones.
  7. Acelera el desarrollo psicomotor a través del juego, el ejercicio, la persecución, las risas, etc.
  8. Ejerce un papel de protección que comparte con los progenitores: no sólo papá y mamá son los que me quieren y me cuidan. Les aporta seguridad cuando los padres están ausentes.
  9. Invita a los niños a imitar a los adultos en su rol de cuidadores, por lo que ellos pasan a ser los papás de la mascota y esto hace que desarrollen el valor de la responsabilidad.
  10. Proporciona un vínculo con la realidad para mejorar la estabilidad emocional.
  11. Se crea una relación de confianza mutua que promueve el conocimiento de sí mismo.
  12. Proporciona aceptación y amor sin prejuicios.
  13. Ofrece una enseñanza natural sobre conceptos como el nacimiento, parto, enfermedad, dolor, muerte, sexualidad, etc.
  14. Y en cuanto a la salud “inmuniza” a los niños ya que al estar en constante, contacto con “gérmenes” propios de una mascota terminan generando resistencia, enfermándose menos y haciéndose más fuertes.

Y como dato anexo me gustaría añadir que desde la llegada de Olivia a la casa hemos visto un cambio increíble en Facundo, ya que antes de la llegada de esta perrita, él estaba un poco harto egoísta; y ahora el todos sus juguetes los comparte con ella, y cuando vienen otros niños a la casa el también los invita a jugar.

Y por otra parte hemos visto como él ha desarrollado un amor especial por la perrita, ya que la busca para abrazarla y darle besitos, es muy tierno.

Los que tengan la posibilidad de tener un perrito, háganlo de seguro se verán maravillados de cómo sus hijos crean vínculos tan lindos con sus mascotas.

Cariños

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios