BIENVENIDA A LOS TERRIBLES DOS AÑOS

0 Flares 0 Flares ×

Estoy segura que leíste este título y supiste que te hablaba a ti, madre de un hijo o hija cercana a los 2 años. Facu cumple los 2 ahora a fin de este mes, y hace como una semana comenzó a pegarnos sin razón. Él es un niño bastante dócil que rara vez hay que hablarle con dureza entiende ama da besos y se acurruca para pedir perdón.

Pero hace una semana parece que de pronto me lo han cambiado.

Estuve  averiguando, y de eso les hablaré, de todo lo que leí comprendí y aprendí. Este comportamiento regularmente se empieza a presentar alrededor de los dos años en adelante y en la psicología infantil se le conoce como la etapa de los berrinches y rabietas, en el lenguaje coloquial se mal nombra como “los terribles dos años”. Lo primero que debemos saber es que tu guagua ese dulce bebé se ha ido, está creciendo e iniciando una nueva etapa en la cual debes estar muuuy preparada para sobrellevarla con amor, mucha paciencia y empatía.

Según cuentan las sobrevivientes si  logras conjugar estas tres virtudes cada vez que tendrás el cielo ganado y será pan comido.

Otra que de seguro a algunas madres desalentará tanto como a mí es que al estar los niños en pleno desarrollo verbal, hay algunos que ya forman frases y expresan verbalmente lo que necesitan o quieren, sin embargo hay otros niños que no; y son estos últimos los que pueden presentar más enojo, frustración, ansiedad y recurrir a lo que conocen muy bien y tiene a la mano, su cuerpo por lo que desahogan estos sentimientos pegando. De lo poco que se creó son ellos quienes necesitan más contención y acompañamiento de los adultos por su limites verbal, pero creo que es más fácil distraerles con un juego.

DECODIFICA EL MENSAJE

Es probable que cuando comiencen estas actitudes como mamás y papás confundamos o interpretemos mal el mensaje. Pensamos “me está retando, no me hace caso, no me obedece, no entiende, lo estoy consintiendo demasiado, etc.”

Y se entiende perfectamente porque todos pasamos por esos sentimientos de desconfianza, de no saber qué hacer y cómo actuar. Como adultos sabemos que pegar no es un comportamiento adecuado y tenemos toda la buena intención de enseñarle que no se debe hacer, pero debemos hacerlo de la mejor forma.

PASOS PARA CONTROLARLOS

  1. EXPRESARSE Debemos permitirles a los niños a expresar sus sentimientos aun estos sean negativos. Si empieza a soltar manotazos me hago para atrás y si estos no cesan entonces sostengo con firmeza sus brazos (tratando de no lastimar). Pegar no es correcto y el objetivo es enseñarle a expresarse sin pegar.
  2. EXPLICA brevemente porque no le das tal o cual cosa por ejemplo “dulces por la mañana” y le ofrezco una disculpa. “Sé que quieres un dulce, pero lo siento por ahora no hay”. Estoy empatizando con su sentimiento de frustración y reconociéndolo con una disculpa.
  3.  OFRECE otra opción: una fruta u otro alimento y si no consigo nada me levanto de la posición cuclillas y me alejó un poco. Acto seguido ella sale corriendo tras de mí y me pide que la cargue y la abrace. Aquí pongo al máximo mi capacidad de paciencia.
  4. CONSUELA Es probable que cuando pase esto estés muy enojada o triste, por su reacción, sin embargo, haz de tripas corazón y entrega el consuelo que ella o el te pide. Repite una y otra vez que está pasando por una etapa de su primera infancia en donde aún no sabe cómo gestionar sus emociones y te necesita para enseñarle cómo hacerlo.
  5. PERDON sigue llorando en tus brazos y al final te dice “perdóname Mami”. Yo respondo “si mi amor te perdono, pero a Mami ni a nadie más se le pega, no quiero que lo vuelvas hacer”. La llena de todo tu amor y como no hacerlo si ella reconoce su error.

Y si nada de esto resulta, empieza a jugar al ensayo y error y nos cuentas como te va!!!

 

 

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios