5 TIPS PARA NIÑOS SELECTIVOS O “PICKY”

0 Flares 0 Flares ×

Es algo por lo que muchas mamás vamos a pasar, tratar de darle de comer a nuestros hijos puede ser una dura tarea, sobre todo si nos toca un niño muy “quisquilloso” a la hora de comer. Pero sucede que algunas veces no es problema del infante, sino de nuestra inexperiencia como padres.
Hay que pensar que el menor es un adulto en formación, que probablemente tendrá gustos muy similares a los nuestros. Creer que hay que tratarlo diferente es uno de los caminos que llevan a problemas que pueden agravarse con el tiempo. Es que la alimentación juega un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo de los órganos del niño, sobre todo en los primeros años de vida.
No hay que culparse demasiado, un error que muchas novatas cometemos, es que una se recibe de madre con la experiencia. Además, luchamos contra estímulos externos muy fuertes, como la publicidad televisiva de algunos productos muy atractivos para los niños, pero de baja calidad nutricional y que aportan muy poca energía. Veamos qué podemos hacer para mejorar la alimentación de nuestros hijos:

 

  • Los niños deben comer lo mismo que nosotros: es un grave error tratar de darle otro tipo de comida, ellos van a querer lo mismo que estamos comiendo, por lo que será muy difícil convencerlos. Por supuesto, la tolerancia a los condimentos de los menores es mucho más baja que en los adultos, así que es vital preparar los alimentos un poco más suaves que lo común. Cocinar los alimentos con formas atractivas será una excelente forma de motivarlos a comer, incluso cuándo se estén preparando vegetales “difíciles” como el brócoli o coliflor.
  • Dar el ejemplo: un punto con amplia referencia al anterior, ya que la psicología de los niños se basa en la imitación. Si nosotros tenemos el coraje de ponernos en la boca algo que para ellos parece incomible, tendremos más éxito que si lo corremos a un costado del plato. Hay texturas que son más complejas que otras, que pese a tener buen sabor, son muy difíciles de asimilar. Comerlas con total naturalidad será una buena forma de incentivarlos. Y tiene mucho sentido, ¿quién querría comer algo que otros descartan?
  • Introducirlos a diversas gastronomías: mantenerse con los clásicos durante mucho tiempo puede llevar a que se aburran y no quieran comerlos más. En cambio, si se come un día algo italiano, otro algo japonés y se planea las comidas para ir probando cosas nuevas todos los días de la semana tendremos más éxito. Los caldos japoneses y chinos son una muy buena forma de incorporar verduras y pescados en las comidas, llevando a que los niños consigan una sensación de saciedad más rápido que con otras comidas, además de sumar micronutrientes esenciales para su organismo, como el Omega 3. Por supuesto que no todo el mundo es un gran cocinero como para animarse a preparar estos platos, en ese caso PedidosYa ofrece una gran variedad de gastronomía mundial, desde platos mexicanos hasta árabes. Puedes ver los restaurantes locales más cerca de tu domicilio aquí.
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

No se admiten más comentarios